Otro tema que es digno de mencionar  por su lirica es “QUIEN SO YO?” una canción que sin llegar a ser un tema de desamor si es media tristezona y en donde el coro es todo un confrontamiento. En esta rola, LUCERO pone en claro el papel de alguien en la vida de otra persona… ¿lo tomo o lo dejó?… siiii tienes razoooon!! …  llegadora sin duda!!!

Lo tomo o lo dejo, si. Tienes razón.
¿Quién soy yo para soñar una sola pizca de tu vida?
para darte más sin que tu lo pidas.
Por supuesto no, no, no soy nadie.
¿Quién soy yo para jugar a querer ser alguien en tu vida?
para darte todo sin que tu lo pidas.
Por supuesto no, no, no soy nadie.
¿Quién soy yo para soñar el aire que respiras?
y ofrecerte el sol o mi piel a tiras.
Te lo acepto
¿Quién soy yo?¿Quién soy yo? ¿Quién soy yo?

Continuando con estas canciones melancólicas hace su aparición PALABRAS, tema del cual se hizo el único video oficial de esta producción y en donde nuestra adorada se trepo a un tren de locomotora poniéndonos a todos  los nervios en punta al verla.

PALABRAS… solo palabras… LUCERO nos remite a cuando nos hacen promesas y lo único que queremos son acciones, lunas de plata, que nos hablen con el alma y solo recibimos palabras… promesas vagas sin cumplir…

Palabras
Sólo palabras
Que le dan vuelta al corazón
Cuando me hablas.

Palabras, todo palabras

 

Muéstrame lunas de plata
llámame tu adoración
hazme poemas o canta
se agradece la intención

Háblame tan con el alma
que se te quiebre la voz
sabes rendirme sin duda
pero no me das amor, no tu no me das amor

Esta rola, fue el 3er sencillo que sonó muy fuerte en radio y que hasta el día de hoy es uno con los que el público identifica a este álbum, nuevamente las manos mágicas  del maestro Pérez Botija hacen del piano uno de los elementos más sobresalientes de esta canción.  

Así mismo hay temas triunfadores como bien define Lucero a este disco: ALGUIEN, REGRESAR, y COMO PERRO AL SOL el cual tiene una interpretación dulce pero  muy liberadora. Esta última podría definirse como un nuevo himno de las mujeres,  como perro al sol muestra esa libertad que sentimos cuando termina una relación tormentosa y que el maestro Pérez Botija plasmo perfectamente en cada línea;  ¿por qué no la recordamos  juntos?:

Como perro al sol
sin ansias, sin prisa
gozando la brisa, miralo
como perro al sol

sin jaula, sin dueño
sin lucha, sin miedo creelo
como perro al sol

sin culpa. sin deudas
ni tu que me ofendas
como perro al sol feliz
como perro al sol si

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player