Este 2014 celebramos ¡30 años! del nacimiento del segundo disco de LUCERO, entonces LUCERITO… una hermosa joven que era el sueño de miles de adolescentes, la novia perfecta, la hija que todo padre quisiera tener… LUCERITO, una artista que formó parte de la fiebre pop ochentera, siendo una figura importante entre aquellos artistas que hoy día son grandes estrellas del espectáculo.

Con tan pocos años, nuestra DIVA comenzaba a vivir las mieles del éxito, disfrutando de una gran popularidad, grabando películas y siendo aún parte del elenco de Chiquilladas. Ya se notaba una evolución desde su primer material, dando un salto musical con temas acordes a su edad, divertidos, románticos y que hasta nuestros días son “culpables” de que muchos de nosotros seamos lucerinos de hueso colorado.

A manera de festejo, les presentamos este invaluable recuerdo musical, lleno de canciones que todos cantamos y anhelamos escuchar en voz de LUCERO adulta, deseo que se vio parcialmente cubierto en el concierto que ofreció ese memorable 25 de octubre del 2012.

En 1984, muchos de nuestros lectores seguramente aún no nacían, otros éramos demasiado pequeños para tener algún recuerdo tangible, otros, crecieron junto a nuestra estrella… y precisamente, gracias esos fans contemporáneos de Lucero, podemos revivir esa gran época. Además de esto, gracias al maravilloso YOUTUBE, podemos disfrutar de las actuaciones de esa pequeña que con su sonrisa nos ha cautivado desde entonces… entonces, disfrutemos con nostalgia y gran orgullo de este disco que marcó una generación y que muestra los orígenes de la máxima estrella del espectáculo mexicano: LUCERO o LUCERITO, la eterna Novia de América.

Cuenta la leyenda que CON TAN POCOS AÑOS fue lanzado bajo el desaparecido sello musical MUSART, en diciembre de 1983, bajo la producción el polémico Sergio Andrade, causando gran impacto entre los jóvenes de aquella época, gracias a que las canciones reflejaban aspectos esenciales de su vida: el primer amor, la primera decepción amorosa, los intereses, ilusiones y costumbres de miles de fans que desde entonces disfrutaban de la presencia de una LUCERITO fresca, que cambiaba y evolucionaba de la mano de miles de seguidores que desde entonces, nos imaginamos, corrieron a comprar su LP y lo pusieron hasta rayarlo, convirtiéndola en punto de referencia de lo que sería la nueva corriente de música pop para jóvenes en México y Latinoamérica.

Con tan pocos años, fue grabado en el Studio Skyline Recording, ubicado en aquel entonces (1983) en Topanga Canyon,  (entre Ventura Freeway y la costa del Pacífico, al Noroeste de la mancha urbana de la ciudad de Los Ángeles). El mismo Andrade tocó los teclados y fue, además, el Productor de la grabación. Siguiendo la costumbre de los arreglistas, directores y productores españoles exitosos de aquella época (Rafael Pérez Botija, Manuel Alejandro, etc.) Sergio Andrade compuso especialmente para Lucerito, hechas y cortadas a su medida -basándose en el conocimiento que tenía de ella-, las canciones de ése, el segundo disco de la joven cantante. Lucerito viajó a la ciudad de Los Ángeles para estar presente durante gran parte de las sesiones de grabación y montar su voz sobre las pistas musicales definitivas. El Ingeniero de grabación fue el inglés radicado en Los Ángeles Brian Stott.

 
 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player